¿Por qué hay una estatua de julio verne en vigo?

Seguro que has pasado mil veces por ahí. Pero quizás no sabes qué representa, o por qué motivo está ahí. Hoy te contamos por qué hay una estatua de Julio Verne en Vigo.

En los jardines de Montero Ríos, se levanta esta escultura, conocida como el pulpo, que en realidad es una escultura dedicada a Julio Verne. El conocido escritor francés dedicó un capítulo a “la Bahía de Vigo” en 20.000 lenguas de viaje submarino donde el submarino del capitán Nemo, el Nautilus, entra en la Ría de Vigo para rescatar los tesoros de Rande. Nemo cuenta a Aronnax, su prisionero, la Batalla de Rande y el desastre de los galeones españoles de la Flota de la Plata en 1702.

Finalmente, los buzos encuentran los cofres cargados de oro y plata mientras se describen los aparatos de respiración submarina y lámparas iguales a los que fueron estrenados para el rescate de los tesoros de Rande en la época en que Verne escribió su novela.

¿Quién la puso ahí?

La Asociación de Mujeres Empresarias de Pontevedra encargó la escultura de bronce al artista vigués José Morales cuando se cumplieron 100 años de la muerte de Verne en 2005. Es decir, lleva ya 15 años entre nosotros. ¿A que no imaginas Vigo sin ella?

20.000 leguas de viaje submarino, de Julio Verne

¿Visitó Verne Vigo?

Sí, hasta en dos ocasiones. Aunque después de escribir su famosa novela.

Verne visitó la ciudad a bordo del yate Saint Michel III del 1 al 4 de junio de 1878, donde asistió a la procesión del Cristo de la Victoria y la Reconquista, que en aquel entonces se celebraba en el mes de junio, y también visitó la Colegiata de Santa María.

El domingo 2 de junio, por fin conoce la ensenada de San Simón que fue escenario de 20.000 leguas de viaje submarino.

Su segunda visita, seis años después, volvió a ser accidental (la primera fue debida a un temporal) porque la escala no estaba programada sino que se produjo por una avería mecánica en el Saint Michel III. El escritor francés describe en su diario el lunes 19 de mayo de 1884 su entrada en la ría contemplando las islas Cíes y el fondeo posterior, donde aprovecha para tomarse un café en la Plaza de la Constitución. Al día siguiente vuelve a hacer vida social y sube hasta la fortaleza de O Castro.

Este es el recorrido que hacen miles de turistas al año de nuestra ciudad, una conexión al pasado que, sabiendo, nos muestra Vigo con otros ojos.

Deja un comentario